Nutrir tu cabello con aceite de coco: ¿cómo puedes hacerlo?

Nutrir tu cabello con aceite de coco: ¿cómo puedes hacerlo?

Compartir

El aceite de coco se usa desde hace mucho tiempo en recetas de cocina y en preparados cosméticos. Sin embargo, hoy día está en boga: todos hablan de él. Y no es de sorprender. Este aceite resulta beneficioso para todo tipo de cabellos ya que lo estiliza, le da brillo, textura, combate la caspa y hasta lo hace crecer más rápido. Además funciona como un excelente protector solar tanto para la piel como para el cabello.

Para que te animes tú también a utilizarlo, te contamos cómo nutrir tu cabello utilizando este elixir magnífico que dejará tu cabello fuerte y sano.

¿Por qué se recomienda utilizarlo sobre el cabello?

Antes de adentrarnos en la forma en que puedes colocar este aceite sobre tu cabello, es importante saber por qué se aconseja su uso. El aceite de coco contiene ingredientes naturales como ácidos grasos y el ácido láurico que promueven su crecimiento a la vez que nutren la piel del cuero cabelludo.

El ácido láurico penetra fácilmente y tiene la capacidad de fortalecer y proteger cada hebra. Por esta razón, es recomendable que cada vez que vayas a aplicar el aceite de coco sobre tu cabello aproveches para regalarte un pequeño masaje sobre la cabeza, estimulará la circulación sanguínea y potenciará los efectos del aceite de coco.

¿Cuál elegir?

aceite de coco potecito
Botamochyvia Shutterstock

Hoy día existen varias marcas que comercializan el aceite de coco, pero no te dejes engañar por envase y etiquetas llamativas. Opta por un aceite virgen (con un nivel de acidez natural), prensado en frío (conserva su propiedades biológicas) y orgánico (libre de pesticidas). Estas tres características garantizan la calidad del aceite de coco y, en consecuencia, de su resultado sobre tu cabello.

¿Cómo utilizarlo sobre el pelo?

La forma más sencilla de colocar el aceite de coco es tomar una pizca con la punta de los dedos y aplicar directamente sobre el cuero cabelludo y las puntas. Quizás este método dé como resultado un cabello un tanto pesado, para evitar este efecto tienes dos opciones:

  • Calienta el aceite de coco hasta que tenga una temperatura tibia, agradable al tacto. Luego toca apenas con la punta de los dedos el aceite, colócalo sobre el cuero cabelludo y masajea por unos minutos.
  • En este caso, el procedimiento de calentar y aplicar el aceite es el mismo solo que aquí se añade el extender el aceite por el largo del cabello. Para lograrlo, cepilla el pelo desde las raíces a las puntas. Si quieres obtener un mejor resultado aún, coloca una gorra de baño que cubra todo el cabello antes de irte a dormir y déjalo actuar toda la noche. También puedes colocarlo luego de lavarte el cabello y dejarlo actuar durante 30 minutos.

Cuando termines con el tratamiento elegido, no olvides enjuagar con agua tibia ya que el agua fría puede solidificar el cabello y abrir los poros del cuero cabelludo (e incluso dejar tu cabello hecho un bloque). Recuerda también que las cantidades son importantes: un poquito de aceite ya será suficiente para cubrir toda la cabellera.

Esperamos que tengas en cuenta estos consejos y que incorpores el aceite de coco a tu rutina de belleza.

https://www.vix.com/

Dejar una respuesta